Una historia de creatividad…

Esta es una historia bellísima que ocurre en algún lugar de Colombia o el mundo.  En ella se expresa claramente, como muchas veces los esquemas mentales y de educación en los que nos envolvemos a diario, se convierten en un gran limitante de la creatividad y la innovación; impulsadores estos de la creación de nuevas y más exitosas empresas.  En este relato, un niño llamado Carlitos, el nombre no importa, puede ser Juan, Pedro, José o incluso Samuel, —como se llama mi hijo—, intenta mostrar sus dotes creativas, y su deseo se ve frustrado al chocar con un modelo educativo que limita su libre expresión.

Tú como emprendedor debes entender la actual importancia que tiene para crear una empresa los momentos de creatividad e innovación que deben ser aprovechados en todo momento para descubrir nuevos deseos, nuevas demandas, o necesidades no satisfechas, existentes en el mercado y a las cuales se les puede dar respuesta a través de crear una empresa.

Esta es la historia:

Carlitos llegó a la escuela, ese día la profesora recibió a todos los niños y les dijo: Hoy vamos a pintar.  Carlitos se puso muy contento, pensó para sus adentros, “me parece genial, me encanta pintar”, a continuación sacó las crayolas y rápidamente se puso a hacer monigotes, a pintar carritos que era lo que más le gustaba hacer.  La profesora le dijo: un momento, empiecen a pintar sólo cuando yo lo ordene, Carlitos esperó la orden.  Acto seguido la profesora dijo: Ahora pueden empezar, pero hoy vamos a pintar flores. Carlitos se dijo para sí: ¡qué bien, genial!, también me encanta pintar flores y pintó una margarita.

Pero la profesora le dijo: No, no, hoy vamos a pintar rosas, no vamos a pintar margaritas. Carlitos inmediatamente hizo una rosa con tallo negro y pétalos amarillos, ¡lindísima! pero la profesora inmediatamente dijo: No, vamos a pintar rosas de tallo verde y pétalos rojos.  Carlitos la hizo, le quedó muy linda y le gustó como le quedó su rosa.

Al día siguiente la profesora dijo a los niños: Hoy vamos a jugar con barro. Carlitos saltó de alegría e inmediatamente empezó a hacer muñecos hasta tanto la profesora dijo: No, no, empiecen sólo cuando yo lo ordene. Carlitos esperó.

A continuación la profesora dijo: hoy vamos a hacer platos.  Inmediatamente Carlitos empezó a hacer platos pequeños, platos grandes, y la profesora dijo: No, no, vamos a hacer platos hondos como éste que estoy dibujando aquí.  A continuación Carlitos hizo el plato hondo, le quedó muy bien y él quedó muy contento con lo que había hecho.

Unos meses más tarde el papá de Carlitos fue trasladado a otra ciudad.  Cuando Carlitos llegó al nuevo colegio la profesora le dijo el primer día: Niños, hoy vamos a pintar.

Carlitos se dijo internamente: ¡Maravilloso! y esperó.  Al buen rato y dándose cuenta de que sus compañeros estaban dibujando dijo: ¡Hey! Profesora, usted no ha dado la orden de empezar.  La profesora respondió: No, yo no tengo que dar ninguna orden.  Fíjate que los otros niños ya están dibujando.  Carlitos le preguntó a la profesora: sí señorita pero, ¿qué pinto? La profesora respondió: Tú tomas la decisión y pintas lo que quieras.

A lo cual replicó nuevamente Carlitos: No, pero si usted no me dice, entonces yo no sé qué hacer.  Es tu decisión, dijo nuevamente su profesora.

Carlitos estuvo pensando unos minutos, finalmente sacó las crayolas y con mucha tristeza dibujó una rosa con tallo verde y pétalos rojos…

He aquí la reflexión:

Esta historia de creatividad es la invitación a que TÚ, y solo TÚ seas el conductor de tu propia vida, te invito a explorar y vivir la aventura de crear una empresa desde tu municipio, tu barrio, tu ciudad, tu estado, tu país, para el mundo.

La historia de Carlitos te invita a realizar y construir tu propio proyecto de vida desde tu realidad actual.  Para ello te invito a que te observes y descubras tus potencialidades y las oportunidades que el medio te brinda.

Así mismo a que aproveches los textos y documentos que se publican en este blog, para que crees y puedas abrir tu mente a otras posibilidades que puedes tener.

¿Tu qué quieres pintar?

¡Ah! y no olvides que: no basta una idea creativa, es indispensable la acción creativa que transforma esa idea en algo útil para la sociedad y que existan procesos permanentes de creatividad!

Tú no estás solo.  Cuentas con tu familia, compañeros, amigos, vecinos, cuentas conmigo, personas que estamos dispuestos a ayudarte.  Es importante tener en cuenta que el trabajo en equipo nos da la posibilidad de un crecimiento humano conjunto, además de facilitarnos la creación y desarrollo de una empresa.  A través del trabajo asociado se comparten esfuerzos, riesgos y beneficios. Se facilita la consecución de recursos económicos, la producción de bienes y servicios de alta calidad y valor agregado.

Finalmente te invito estimado Emprendedor a que si te gustado este artículo, me lo hagas saber con un comentario, esto es muy importante para ambos, porque quiero sinceramente ayudarte y de esta forma puedas contarme cuál es tu principal duda o frustración sobre el tema de emprendimiento, plan de negocios o crear una empresa.  Personalmente estaré revisando tu comentario.  Esto servirá para que podamos tener un canal de comunicación fluido que nos lleve finalmente a convertirte en empresario exitoso.

Te recuerdo mi correo:  crearunaempresaya@yahoo.com

Le deseo muchos éxitos en todo lo que emprenda.

Edwin Palacio

“Emprende, Crea Tu Empresa, Domina Todas las Técnicas para Hacerlo”

Anuncios

Acerca de Edwin Palacio

Administrador de Empresas, experto consultor y asesor en temas propios del ámbito empresarial y organizacional que tienen que ver con la elaboración de planes de negocios, la investigación de mercados, el emprendimiento empresarial y los procesos propios de la gestión tecnológica, gestión de la innovación, I D i y vigilancia y prospectiva tecnológica.
Esta entrada fue publicada en Como crear una empresa, Momentos de creatividad, Proyecto de vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una historia de creatividad…

  1. marcia lópez vinueza dijo:

    GENIAL….La verdad es que estuve buscando otras cosas pero las casualidades q no lo son del todo hizo que me encuentre con este artículo…
    gracias por creer en el potencial de las personas, gracias por la motivación y el gran empuje muchas veces grandes ideas rodean nuestras cabezas pero no las concretamos por el temor al fracaso…pero acaso el fracaso es algo subjetivo pues depende solo es una manera de saber como no debo hacer lago….como lo dijo Thomas Edison…o solo es el inicio de retomar las cosas con mas valor y de mejor manera pronto escribiré con la idea en estado primitivo que aún está estoy segura de su gran ayuda para concrtearla y luego como ave lista para el vuelo surga y conquiste su espacio.
    gracias.
    Marcia López v.
    Sangolqui-Ecuador

    • Hola Marcia

      Un gusto saber de ti.

      Me gustaría más que me contaras de tu idea. De esta forma me gustaría apoyarte mucho más a hacerla realidad.

      Edwin Palacio

Comenta este artículo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s